NUAKCHOT, Mauritania, 18 de abril de 2022 /PRNewswire/ — El Reino de Arabia Saudita, en la implementación de directivas del Guardián de los Santos Lugares, el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud, y su Alteza Real el Príncipe Heredero, ha transferido su depósito de USD 300 millones en el Banco Central de Mauritania a un crédito blando como parte de las iniciativas continuas y el papel de liderazgo del Reino para apoyar el desarrollo y la economía de los Estados árabes e islámicos.

La medida llega como una extensión del continuo apoyo del Reino al pueblo y al gobierno de la República Islámica de Mauritania, a fin de impulsar el crecimiento económico e implementar proyectos de desarrollo en sectores fundamentales. El apoyo tiene como objetivo contribuir a promover un crecimiento económico inclusivo y sostenible, además de abrir nuevos canales de financiamiento de parte de las organizaciones financieras regionales e internacionales.

 

FUENTE Ministry Of Finance