• 4 de cada 10 empleados en México consideran que los beneficios brindados por su empleador son para atraer talento y no como una oferta de satisfacción.
  • El 76% de los empleadores considera retador brindar beneficios que satisfagan las diversas generaciones, niveles socioeconómicos y contextos de sus colaboradores.
  • Para atender la demanda de talento por nearshoring, se requerirá de un aumento en la oferta de beneficios, mayor capacitación y la relocalización de talento en regiones clave.

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de noviembre de 2023 /PRNewswire/ — México se enfrenta a un crecimiento demográfico relevante y condiciones que establecen nuevos retos en el mercado laboral, principalmente la convivencia de diferentes generaciones cuyas dinámicas sociales, así como requerimientos de flexibilidad laboral y esquemas de trabajo son distintos, pero que buscan a la vez que se les brinden experiencias diferenciadas.

Estos hallazgos forman parte del Estudio de Beneficios Laborales 2023 de MetLife México, que señala que la convivencia de diferentes generaciones en los espacios de trabajo, el entorno político, social y económico, y la acelerada adopción de nuevas tecnologías como las IA juegan un rol destacado a la hora de crear estrategias que permitan atraer y retener al mejor talento.

Desde el punto de vista de los empleadores, el 52% de las generaciones más jóvenes muestran mayores retos para su retención, mientras que el 48% de las generaciones con mayor edad son menos exigentes con respecto a los beneficios que reciben en general.

“Las diferentes generaciones le piden hoy al mercado laboral, soluciones que vayan acorde con su edad, nivel de vida y desarrollo profesional, lo que establece nuevos retos en el mercado. En la medida en que las empresas puedan adaptarse a estos ajustes en la realidad del mercado, será factible que tomen mejores decisiones y puedan ofrecer soluciones personalizadas para sus colaboradores”, señaló Marian Amezcua, SVP Negocio Privado, Comunicación y Marketing de MetLife México.

El estudio señala que el 47% de los colaboradores que pertenecen a la Gen Z podría buscar un nuevo empleador en un tiempo menor a dos años; así como que el 26% de los millennials estaría dispuesto a renunciar.

Ante la expectativa de lealtad y satisfacción el sentimiento de los empleadores difiere a la experimentada por los empleados. El 60% de los empleadores indica que su empresa tiene un sentido fuerte de lealtad hacia sus colaboradores y sólo el 48% de los empleadores cree que éstos tienen un sentido de lealtad hacia la empresa. En el 2017, el 64% de los colaboradores hubiera realizado una recomendación de su lugar de trabajo, en el 2023, solo el 40% la realizaría.

El estudio identificó que el 73% de los colaboradores considera importante sentir el apoyo de su jefe para permanecer en el trabajo actual, el 70% espera que haya un reconocimiento al trabajo que realiza y el 47% necesitan que sus superiores los entiendan y apoyen dentro del desarrollo de sus tareas.

En cuanto a la presencia de la mujer en espacios de trabajo, el 66% cree que hay mayor equidad de oportunidades que hace 5 años, sin embargo, el 64% de las mujeres perciben que tienen más estrés que los hombres y el 73% de ellas con o sin empleo contribuyen al trabajo del hogar y cuidados no remunerados.

Sobre el tema de los beneficios, el 72% de los colaboradores prefiere que son tangibles, accionables en la cotidianidad y en la urgencia, aunque existen retos generacionales alrededor de estos, por ejemplo, los más jóvenes (54%) buscan la flexibilidad laboral, en contraste con las generaciones de mayor edad (48%), quienes son menos exigentes respecto a beneficios en general. En donde si hay una gran consistencia es en el 70% de colaboradores que buscan personalizar sus beneficios con su momento de vida, y el 53% buscan un programa de beneficios justo e inclusivo. En México, el 79% de los empleados siente tranquilidad al contar con seguros y protecciones como parte de sus beneficios para enfrentar situaciones inesperadas y que contribuyan a garantizar su estabilidad y seguridad financiera, esto una vez se sientan ya cubiertos con beneficios tangibles.

Finalmente, el nearshoring será un catalizador que revolucionará las necesidades del capital humano, incluyendo la oferta de beneficios, se espera que en los siguientes 3 a 5 años, México alcance una inversión directa de 50 a 60 mmd, y se podrían estar generando 4 millones de empleos para el 2030, reduciendo la tasa de informalidad un 50%.

Este panorama también implica retos laborales para las empresas, en especial en recursos humanos, porque implica la implementación de nuevos modelos de trabajo, elevar los estándares de competitividad, demanda y retención de talento, riesgo de rotación en regiones clave, relocalización de talento, aumento de beneficios tangibles e intangibles y reforzamiento del e-learning y capacitación intensiva.  

El desafío principal para los empleadores, a corto y mediano plazo, se centra en ayudar a garantizar que los colaboradores estén preparados financieramente para jubilarse, ofrecerles beneficios tangibles de prevención, protección, atraer a las nuevas generaciones y que sea diversa e inclusiva, además de lograr la integración y desarrollo de todas las generaciones en su fuerza laboral.

Las cifras de este estudio son el resultado de una ruta metodológica en donde se realizaron entrevistas con empleadores y expertos en temas financieros y económicos con enfoque en nearshoring y grupos focales con empleados.

Para más información sobre el Estudio de Beneficios Laborales 2023 de MetLife México, ingresa aquí.

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/2276734/Foto_FORO_BTS.jpg

 

FUENTE MetLife México