En homenaje a Susana Morillo, icono de la crónica social fue puesto en circulación en la ciudad de Nueva York el libro “La Crónica Social en la República Dominicana” de la autoría de la periodista Cándida Ortega.

Durante el acto celebrado en el Comisionado de Cultura, ubicado en el Alto Manhattan de la urbe neoyorkina, asistieron diplomáticos, periodistas, escritores, profesionales de la medicina, familiares, amigos y personalidades de las diferentes esperas sociales.

La mesa de honor fue presidida por la autora en compañía del vice cónsul Román Jacquez, en representación del cónsul , licenciado Rafael Evans, Carlos Sánchez, Comisionado de Cultura, Gabriela Remigio, Secretario General del Colegio Dominicano de Periodistas en Nueva York, el doctor Rafael Lantigua, Obdulia Guzmán, directora del Instituto de Periodismo “Dr. Salvador Pittaluga Nivar” de Nueva York y las periodistas Mayra La Paz, Ginés Ángeles y Zunilda Fondeur y Teresa Urbaez.

Esta obra, la primera que se escribe en la República Dominicana sobre la crónica social, constituye una revalorización sobre este género periodístico e incluye un homenaje póstumo a Ramonita Castillo, quien laboro en la década de los 70 y principios de los 80 para El Caribe y el Listín Diario.

La autora en su discurso expreso, que la obra recoge la historia de la crónica social desde principios del siglo XX hasta hoy, y destaco la importancia de este género periodístico desmeritado por algunos que entendían que esta área de la comunicación hería su susceptibilidad intelectual por considerarla vacía en contraposición con un periodismo pesado, crudo y contundente.

Afirma que, sin embargo esa percepción del llamado periodismo “light” o “crónica rosa” ha cambiado, y que sus críticos más acérrimos reconocen que esta área del periodismo es tan importante como cualquier otra, ya que si bien es cierto que la frivolidad atribuida a la crónica social puede resultar ‘light”, no menos ciertos cierto es que tiene tantos lectores, que los periódicos han tenido que crear nuevas secciones y publicar nuevas revistas de sociales.

Destaco que la obra puesta en circulación constituye un valioso aporte a la historiografía d ese género periodístico y es una muestra de que la crónica social se ha convertido en un valioso renglón para los medios informativos.

“Cabe señalar que la crónica social es una excelente fuente de contenido informativo sobre la vida nacional, pues a través de esta exponemos la dimensión humana de la sociedad y sus protagonistas trascendiendo las fronteras de un ejercicio de frivolidad y simple entretenimiento” destaco Ortega

Manifestó que el libro puesto a circular constituye un buen punto de partida para revalorizar la crónica social y entender que este género del periodismo constituye un pilar importante en al conformación de la opinión pública nacional.

Resalto que la crónica social es la responsable de llevar testimonios de esperanza, solidaridad y superación a quienes necesitan que se les tiendan las manos ofreciendo orientación, consejos de salud y de familia.

Reiteró que la crónica social es una excelente fuente para darnos cuenta del desarrollo y crecimiento que cada día experimenta del país, y por tanto busca crear conciencia sobre la importancia de este género en la proyección social humana del individuo y su accionar publico en los diferentes renglones que conforman la sociedad”

Preciso que su meta al publicar este libro es edificar a la presente y futuras generaciones de periodistas, y a la sociedad sobre la importancia y el impacto que ejerce esta área del periodismo en el desarrollo social, cultural y económico del país.

Puso como ejemplo a don Germán Emilio Ornes y don Rafael Herrera quienes fueron cronistas sociales en sus inicios, y quienes defendían con rabia esa área del periodismo. Igualmente destaco que bajo la dirección de don Rafael Herrera el Listín Diario fue un bastión de publicidad y lectoría.

El libro fue prologado por la veterana periodista Susana Morillo, y leído por la periodista Teresa Urbaez. La presentación estuvo a cargo de Mayra La paz, la dedicatoria a póstuma a Ramonita Castillo fue leída por Zunilda Fondeur, la dedicatoria a Susana por Obdulia Guzmán, y la semblanza de la autora por Ginés Ángeles.

Más sobre el libro:

El libro “La Crónica Social en la República Dominicana”, editado full color consta de 208 páginas e incluye biografía de los pioneros, las fiestas más importantes que se realizan actualmente, opiniones de empresarios sobre este género periodístico, así como ilustraciones de importantes acontecimientos sociales desde la época de Trujillo hasta hoy.

Otro dato interesante es, que el libro reproduce un editorial escrito en el 2005 por Manuel Quiroz, director de El Caribe en el cual revaloriza la crónica social que se hace en el país.

La diagramación y diseño estuvo a cargo de Erik Febrillet, la corrección es de Pablo Clase y Ramón Arturo Valera y las fotografías de Bienvenida Vásquez.