La trágica desaparición de Juan de los Santos le ha creado al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) un trance aparentemente complicado para sustituirle en la candidatura a la Alcaldía de Santo Domingo Este. Una situación que no sería difícil de afrontar si el Comité Político del PLD actúa con la determinación y la capacidad que ha demostrado para salir de momentos embarazosos.

Como era previsible y lógico, el vacío dejado por Juancito ha desatado cualquier cantidad de aspiraciones, llevándose a cabo ahora mismo un laborantismo frenético, en el cual participa gente que no tienen la más mínima posibilidad de acceder a la candidatura, y que, además, no concitan el respaldo necesario para tal empresa.

Es verdad que si todo el PLD se pone detrás de quien alcance la candidatura, la lucha frente al opositor principal le pudiera resulta hasta cierto punto cómoda, pues se trata de una organización que acumula una alta cota de aceptación popular en el municipio oriental.

Sin embargo, la inteligencia política—y eso le sobra a la dirigencia peledeísta, razón por la cual lleva cinco victorias electorales en línea y se encamina a una sexta—, aconseja que cuando se tienen a la mano opciones no conflictivas, es a través de éstas que se resuelven las cuestiones potencialmente complejas. En definitiva, a lo que conducen estos razonamientos es a advertirle al Comité Político—y valga la osadía, como diría Alberto Cortez—, que tiene en la actual alcaldesa, Jeannette Medina, la solución a ese posible trance.

No conocemos la trayectoria de la señora Medina, pero el hecho de que Juancito la escogiera para vicealcaldesa, hace suponer que, políticamente, no estamos hablando de una Juana de los Palotes, sino que contaría con el aval necesario para ocupar la candidatura vacante.

Al PLD debería preocuparle que aun sin ser cierto, maliciosamente se esté presentando la candidatura en SDE como un pulso entre el presidente Danilo Medina y el ex presidente Leonel Fernández, tal y como se manipuló la realidad de las contiendas en Santiago y en otros lugares.

En conclusión: si con la señora Medina tiene el PLD una vía no traumática para sustituir a Juancito en la candidatura, sería complicarse las cosas, innecesariamente, usando la pendiente enjabonada de una primaria eventualmente conducente a problemas.

nelsonencar10@gmail.com

@VisionGlobalRD