PEKÍN, 28 de febrero de 2024 /PRNewswire/ — Chen Qingshan y su equipo tienen una prioridad acuciante: estudiar cómo acelerar la obtención de nuevas variedades de soja para aumentar la capacidad de producción, con el fin de ayudar a China a alcanzar la autosuficiencia en el cultivo de soja.

“La soja es un punto neurálgico para el país”, afirma Chen, experto en cultivo de soja e investigador de la Universidad Agrícola del Noreste, una universidad agrícola de alto nivel situada en la principal base de producción de soja de China, la provincia nororiental de Heilongjiang.

Chen dijo que la investigación de su equipo se centra en lograr avances en el germoplasma de la soja, para ayudar a acelerar la producción nacional de soja y reducir la dependencia de las importaciones. Este objetivo ha adquirido mayor relevancia en un contexto de crecientes tensiones geopolíticas, incluida la prolongada crisis de Ucrania.

Por diminutas y triviales que parezcan, las semillas son las “fichas” de la agricultura. Y el germoplasma, o los recursos genéticos vivos, son la base misma del cultivo de semillas.

La seguridad del germoplasma debe elevarse a la altura estratégica de la seguridad nacional, declaró el presidente chino Xi Jinping en julio de 2021.

Este enfoque holístico de la seguridad nacional puede entenderse claramente a través de un antiguo fragmento de la filosofía china: “El impulso del mundo florece o decae; el estado del mundo progresa o retrocede”.

Citando la frase, y la sabiduría clásica que conlleva, Xi subrayó la importancia de estar preparados para los posibles retos, riesgos y peligros, y aprovechar la iniciativa para afrontarlos.

“La marea del mundo fluye o se retira; la condición de un estado prospera o fracasa”.

El dicho chino, que se remonta a Lyu Zuqian, un erudito confuciano de la dinastía Song del Sur (1127-1279), significa que un país debe estar siempre vigilante y preparado para posibles peligros, incluso en tiempos de calma y paz, dados los rápidos cambios en el impulso y el estado del mundo.

Los dirigentes chinos conceden desde hace tiempo gran importancia a esta filosofía de gobierno. Para el presidente Xi, la seguridad alimentaria es uno de los intereses fundamentales del país. China necesita alimentar a casi una quinta parte de la población mundial con aproximadamente el 9 % de la tierra cultivable del planeta.

Aunque China ha aumentado la producción de soja de alta calidad y las importaciones han disminuido, el sector sigue siendo un eslabón débil en el camino hacia la seguridad alimentaria. En 2021, la soja importada representó más del 85 % de la demanda total del país.

Chen, el investigador de la soja, dijo que el objetivo del país era aumentar la producción del cultivo en un 50 % en los próximos tres a cinco años.

Entonces, la producción de soja crecerá en 10 millones de toneladas al año, es decir, aproximadamente una décima parte del volumen que importa el país, aseguró.

https://news.cgtn.com/news/2024-02-27/Why-China-believes-seeds-are-a-matter-of-national-security-1rxB2anZk9W/p.html

 

 

Cision View original content:https://www.prnewswire.com/mx/comunicados-de-prensa/cgtn-por-que-china-cree-que-las-semillas-son-una-cuestion-de-seguridad-nacional-302074505.html

FUENTE CGTN