Toyota se convirtió en la primera marca en asociarse con el estudio cinematográfico Así Studios para difundir conmovedoras historias de hispanos, como la de don Ismael Guzmán, quien protagoniza el filme Imparable junto a la nueva Tundra.

El señor Guzmán es presidente del East Austin Soccer Club, equipo que brinda la oportunidad de jugar fútbol a niños de su localidad, bajo un espacio seguro y agradable.

Día a día, Ismael y su hijo Javier asisten al campo que cuidan y podan religiosamente, donde pintan las líneas y se encargan de todo el mantenimiento necesario para que los pequeños se diviertan para tener un mejor futuro.

Esta es la historia de Guzmán y su familia, la cual fue presentada recientemente como la primera película producida por Así Studios de Televisa-Univision, llamada Imparable.

El cortometraje sigue la inspiradora historia de este hombre radicado en Texas y cuyo sueño era convertirse en entrenador de fútbol.

Él recuerda que en su infancia jugaba en campos de tierra, donde además de goles conseguía moretones y ensuciarse. Ahora vive en el este de Austin, una ciudad donde dicho deporte no era muy popular y que solo contaba con pocos equipos, los cuales eran inalcanzables para muchos niños debido a sus altas tarifas.

Por eso decidió fundar su propio club y hacerlo accesible para cualquier niño que tuviera el deseo de patear el balón, independientemente de sus recursos económicos.

“Ser entrenador siempre fue mi sueño, mi pasión. Creé el East Austin Soccer Club para todos los niños de mi comunidad que no podían pagar las cuotas de los otros clubes, pero que tenían mucho talento. Y ahora, aquí estamos con nuestro propio campo”, dice Guzmán.

Lo académico también es una prioridad principal para Guzmán y su programa, por lo que los estudiantes deben terminar sus tareas antes de poder practicar; sin embargo, la iluminación no les permite más tiempo de entrenamiento.

Ahí intervinieron Toyota y la nueva Tundra Híbrida, que donaron al equipo la iluminación del campo, que les permitirá más horas de entrenamiento, convivencia y superación. Este es el espíritu y filosofía de la marca japonesa, primero las personas.

“Estamos realmente agradecidos con Toyota por compartir nuestra historia y retribuir a una comunidad que lo necesita y lo valora”, señaló Ismael Guzmán.