Por: Margarita Canahuate.-  Santo Domingo, RD.- El presidente de la Fuerza Nacional Progresista, FNP, doctor Marino Vinicio Castillo Rodríguez, deploró la campaña mediática canallezca que  desde Palacio se ha venido serpenteando. El “DICOP” el equivalente al “SIN” del Perú; el doctor Vincho catalogó ambas agencias de prensa con similiar concepto mefistofélico.

Esa agenda perversa manipulada por otra profundamente más siniestra, solivianta ataques internacionales y nacionales contra el país. Utilizan a nacionales sin escrúpulos, un puñado de vulgares judas contemporáneos antipatriotas, renegados que se venden cual rameras para crear incertidumbre en suelo nacional. Alimentan la división del Partido de gobierno siguiendo la solapada agenda de fusionar la isla cambiándole el nombre de “Fusión” a …”un Estado (la isla) Binacional (RD-Haití).”

Al través de su habitual programa semanal La Respuesta, el doctor Vincho Castillo lamentó este pasado domingo 17, que en la República Dominicana se imite el “montesinismo” (El SIN en Perú) y más recientemente por el que atraviesa la presidenta Michele Bachelett debido a asesor brasileño Joao Santana y la cloaca de  prensa basura.

Pero la República Dominicana se encuentra bajo ataque internacional y cuentan con antinacionales detestables muy bien remunerados. Para el doctor Castillo, toda esta gama de traidores no cuenta con la crispación de la gente. El pueblo dominicano está más que nunca atento al derrame masivo de la población proveniente del narco estado colapsado de Haití en territorio nacional.

La gente está crispada porque ve pasmado como el gobierno que los representa ha abolido por dos años el atributo de soberanía más importante, el de poder deportar al extranjero ilegal. Ya el presidente Danilo advirtió en la sesión conjunta de las Cámaras el 27 de Febrero, dijo que no habría prórroga porque los plazos se vencen el 17 de junio. En menos de 30 días. El país está engrifado porque entiende, y no le falta razones, que no está siendo defendido por los hombres fundamentales, esencialmente por su presidente, por no defender su territorio.

La gente ve como el mandatario Danilo Medina no ha defendido con integridad el territorio dominicano, porque tiene frontera prácticamente abierta y peor aún, tiene también la frontera jurídica abierta. Son aborrecibles y escandalosos los empeños por destruir el fallo Constitucional 168-13 emitido por el Tribunal Constitucional. Lograron insertar un fallo de la mal hadada Corte Interamericana de Derechos Humanos. Fallo malhechor y sedicioso contando incluso con la participación activa de pseudos constitucionalistas dominicanos que fueron expertos, que asesoraron esa corte. Y La iniciativa del gobierno que propuso que se incorporara al fallo 168 en su base crítica, pese a que se estaba resolviendo un caso anterior.

Algunos pseudos técnicos constitucionalistas han comenzado a hablar del poder de la Asamblea Nacional. Que si es una ley la que determina la realización de la Asamblea y la Constitución le fija como obligación definir cuales artículos se han de modificar, en el fondo hay una corriente mundial destinada a fortalecer la Asamblea y decir que una ley adjetiva aunque tenga fuerza constitucional no puede poner cortapisas y restringir el poder de la Asamblea.

Esto ha llevado a muchos a pensar de que este esfuerzo que el presidente Danilo Medina ha consentido y soliviantado de modificar la Constitución en términos arbitrarios e ilegales. Reputando la ley de convocatoria como ley ordinaria, y olvidándose totalmente de la esencia  de las leyes orgánicas, que no puede ser vetada ni siquiera por el ejecutivo, sino que debe ser 1/3 de la Cámara la que la pueda proponer. Al proponer el presidente esas arbitrariedades y pretender que sea “su Congreso” el que decida con mayoría simple, es un esfuerzo grosero, protervo e insultante para la institucionalidad nuestra. Abre una situación peligrosa, advirtió el veterano abogado.

La Asamblea podía considerar, según los tratados internacionales que tienen una fuerza superior a la propia Constitución del país. Que un fallo de la Corte Interamericana ordenó que el Estado Dominicano dejara sin efecto la regulación Constitucional fundada en el ju-solis. Darle carta de ciudadanía a nivel de Asamblea al fallo malhechor y sedicioso de la CI. Y con el, aumentar la potencia de la patente de corso que se le está dando a esa masa ilegal que no habla el idioma, que no ha estado nunca entre nosotros, que vienen de todas las condiciones porque ya no se trata del picador de caña, del trabajador común, sino que está compuesta de sus presidios vaciados de sus cárceles. Una consideración de la Asamblea Nacional que le dio le reconoció la eficacia a ese fallo.

La crispación, la sospecha recelosa del pueblo tiene mucha razón de ser, indicó el doctor Vincho Castillo. ¿Cuál ha sido la siniestra habilidad de los que han estado manejando este plan en contra de RD? Armar ese expediente de la reelección, personalizándolo entre los dos líderes dominicanos; Danilo y Leonel, haciendo una garata típica como si se tratara de pleito por candidatura, para hacer que el mayor problema se descuide: el problema haitiano. Dejamos de ver el problema haitiano porque estamos preocupados entre quien se imponga entre Danilo Medina y Leonel Fernández. Esa es una trama siniestra dijo el abogado.

Yo he estado exhibiendo mis cartas desde junio del 2012, mayo del 2014, y octubre del 2014, advirtiendo al presidente Danilo Medina y al  doctor Leonel Fernández que no se separen. Existe en curso la conjura contra la nación, y en la medida que el Partido de Gobierno se agriete, seremos más débiles. !Nos van a abolir! Nos derogarán como estado; es el el contenido de las tres cartas.

 

MONTESINISMO

Reveló el doctor las palabras de un amigo suyo que le dijo lamentaba que estuviese clamando en el desierto, refiriéndose a las cartas y cómo el doctor anticipaba del peligro. De que al leer los twitters del mismo Palacio, de persecución moral del gobierno, el DICOP, al igual al SIN de Montesinos en Perú.

Esta conspiración desde el mismo Palacio tiene el mismo diseño que implementara Vladimir Montesinos, el importante y más poderoso asesor del ex presidente Alberto Fujimori. Citó el nombre del brasileño Joao Santana, implicado en un problema de lavado de dinero por 16 millones de dólares, girados precisamente desde la República Dominicana. Las mayores bajezas son lanzadas al través de poderosos y desconsiderados medios para hacer daño.

 

Cualquier similitud de los ardides del ‘montesinismo’ en RD… no son coincidencias:

Del libro el “Espía Imperfecto”: Vladimiro Montesinos, un hombre inteligente, preparado, cuidadoso, visionario, y sumamente manipulador con la capacidad para impedir que le impusieran límites. Coordinó grotescas campañas sucias mediáticas. Infiltró gente durante los mítines del entonces candidato presidencial Mario Vargas Llosa con el fin de que interrumpieran sus charlas.

Logró que políticos resentidos por haber sido derrotados se sumaron a esta maquinaria destructora. Se ocupó de presentar a Fujimori durante su candidatura presidencial como un hombre simple, humilde, del pueblo, resaltando al oponente Vargas Llosa como un hombre de la estratósfera, petulante.

Demostró su habilidad ante Fujimori jugando así todas su cartas. Logrando persuadirlo hasta que caló hasta la posición más alta al lado del presidente al que le apodaron “el chino.” Después de ganar la primera elección presidencial le envió un mensaje a Fujimori de que no consumiera bebida o alimentos porque había un complot para envenenarlo. Por supuesto que todo era mentira, era uno de sus ardid para ganar terreno y la confianza total de Fujimori.

Montesinos promocionó y alentó divisiones dentro del mismo partido, de personas aliadas a Fujimori. La intención era dejarlo solo para manipularlo con facilidad. Y puso gente servil, de su entera confianza en sitios claves formando un anillo cerrado alrededor de Fujimori.

En un juego de decepción y ultraje,  elaboró el plan de romper con el orden constitucional, excluyó a los políticos avezados investigadores que pudieran descubrir su plan e informarlo a Fujimori. Inspiró mordaces críticas contra congresistas que finalmente fueron señalados como egoístas. También la emprendió contra el Poder Judicial. Sus diferentes conspiraciones calaron en el pueblo al través de la basura mediática del SIN. Su plan no era desplazar a opositores, sino arrancarles las cabeza, hacer colapsar el poder y liderazgo político.

Para el 1993 la Constitución peruana prohibía tres períodos presidenciales. Quienes se opusieron al plan de Montesinos fueron cancelados, separados o maniatados de algún modo. Se aseguraron importantes pagos a los que se pudieran de su lado y por ende del lado del Presidente. Uno de los ardides de Montesinos fue ilegitimar el orden constitucional alegando que con la mayoría simple se podía modificar la Constitución para favorecer la reelección.  Contabilizó a favor de sus planes la decisión de legisladores contrarios que se abstuvieron de votar en contra de la modificación .

Montesinos se valió del más famoso delincuente jamás buscado en Perú; Abimael Guzmán, el terrorista cabecilla de Sendero Luminoso. Manipuló situaciones y negoció acuerdos con Guzman para contabilizar beneficios a su favor y del gobierno de Fujimori.

 

El doctor Castillo recordó por último, la poblada del 1984 en contra del gobierno perredeísta del doctor Salvador Jorge Blanco. Una gran torpeza de Jorge Blanco dejó más de un centenar de muertos. La gente crispada se lanzó espontáneamente a la calle a protestar.

Advirtió Castillo que en ese entonces no había tantas armas de fuego como las que hay ahora. Cuando un gobierno decide desestabilizarse a sí mismo, cuando irrumpe en contra de la Constitución, crea la tendencia indefectible a ilegitimizarse. Hay personas detrás de esta conspiración en contra del país para turbar la paz, para que pierda el control. Acelerarán la ruina del país. El oxígeno de todo estado de derecho es la paz, el orden, el respeto a las instituciones.

Desde que el Poder afrenta contra disposiciones constitucionales sin observar las exigencias de la propia Carta Magna, “lo pondrá a usted (Danilo Medina) vulnerable a las protestas públicas de todo tipo, espetó el doctor Castillo.

Dios no quiera que yo tenga la razón… finalizó el abogado Marino Vinicio Castillo Rodríguez.