GRAND RAPIDS, MI (EVH) Si una cosa buena tienen los presagiadores es que dan fechas exactas en sus anuncios de catástrofes, con lo cual acortan la vida de sus carreras de profeta a la longevidad de un insecto de alógeno.

Pero para el predicador Harold Camping, de la cadena cristiana Family Station, eso no es problema, pues el 19 de julio cumple los 90 años de edad y con estos probablemente su retiro.

Camping, quien saltó de la carrera de ingeniería civil a la de “radio predicador” por razones que solo él debe conocer, fundó en 1958 la Family Station, una emisora de radio a través de la cual, decía todo lo que le llegaba a la mente después de pasar largas horas leyendo la biblia. Como es dueño de una voz fuerte y convincente, además de un conocedor de las “escrituras”, logró una audiencia progresiva que terminó convirtiendo a la estación en una poderosa cadena. Así, Harold Camping logró con su voz de trompeta apocalíptica, lo que no logró con los planos de construcción: un capital de 122 millones de dólares a través de una organización que genera ingresos de mas de 22 millones de dólares al año.

Family Station está localizada en California y tiene 150 estaciones de su propiedad a todo lo largo y lo ancho del país de los Estados Unidos, además de otras cientos de filiales. No tiene comerciales pero recibe donaciones de los oyentes, a quienes Harold responde preguntas sobre la biblia y problemas familiares.

Por razones, tal vez de edad o conveniencia, llegó a la conclusión de que el mundo se acabaría el 21 de mayo del 2011 a las 6:00 de la tarde. Según él, ese día habrá un gran terremoto que agitará toda la corteza terrestre, matando a todo los seres vivos, para dar pasa a la resucitación de los creyentes muertos y la salvación de los creyentes vivos.

A través de Family Station, Harold ha emprendió su campaña apocalíptica para la que han estado lloviendo donaciones de creyentes por montos incalculables.

Ministry Watch, una institución que alega proteger a las personas que donan dinero para las organizaciones religiosas y evitar que éstas sean víctimas de engaño, le da a Family Radio una muy baja calificación, una C. en cuanto a la transparencia de sus finanzas. Según los datos que posee de Family Radio, esta institución ha estado operando con déficit. Tiene un promedio de ingresos de 22 millones 77 mil dólares al año, y uno de gastos de 35 millones 303 mil dólares. Los déficits se vienen acumulando desde mediados del 2006 hasta la fecha.

En 1992 Harold Camping publicó un libro titulado “1994”, fecha en que el predicador presagiaba que iba a ocurrir el fin del mundo. No tenemos las cifras muy claras sobre cuál era el estado de las finanzas de la organización para la época, pero lo que si se sabe es que hubo un gran aumento, gracias a las donaciones de los creyentes temerosos del gran final.

Algunos medios de comunicación han informado que Family Radio Inc. está invirtiendo una fortuna parecida a su valor en el mercado, (que según la revista financiera “Business Insider” es de 72 millones al momento), en su campaña para anunciar el fin del mundo, a través de anuncios en los periódicos nacionales, la televisión y vallas publicitarias.

Pero lo que estos medios no calculan, (porque no tendrán la información hasta que termine el año fiscal), es que probablemente las donaciones de los creyentes para la poderosa campaña es varias veces mayor que lo invertido en ella, lo que podría terminar siendo esta en una exitosa jugada financiera de recuperación.

Como es de esperarse, el mundo no se acabará el 21 de Mayo de este año, y Harold Camping probablemente diga, como en el 1994, que los cálculos fueron correctos pero no resultaron exactos.