LONDRES, 1 de noviembre de 2023 /PRNewswire/ — Hoy se celebra el lanzamiento anual del Informe sobre Amenazas Ecológicas, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

The Institute for Economics and Peace Logo

Principales hallazgos: 

  • Las amenazas ecológicas, como el rápido crecimiento demográfico, el riesgo hídrico y la inseguridad alimentaria, se verán agravadas por el cambio climático, lo que causará conflictos y desplazamientos masivos de personas.
  • Un aumento del 25% en la inseguridad alimentaria aumenta el riesgo de conflicto en un 36%.
  • De manera similar, un aumento del 25% en el número de personas sin acceso a agua potable aumenta la probabilidad de conflicto en un 18%.
  • 1.000 millones de personas viven en 42 países que actualmente enfrentan una grave inseguridad alimentaria.
  • 1 de cada 4 personas a nivel mundial no tiene acceso regular a agua potable.
  • Para 2050, 2.800 millones de personas residirán en países que enfrentan amenazas ecológicas graves, en comparación con los 1.800 millones actuales.
  • Más del 60% de las megaciudades del mundo están creciendo rápidamente y se ubican en países con altos niveles de violencia o conflicto. Dichas ciudades carecen de los recursos financieros necesarios para atender su crecimiento demográfico.

El Informe sobre Amenazas Ecológicas (ETR) analiza las amenazas ecológicas a nivel mundial y evalúa a los países y áreas subnacionales con mayor riesgo de experimentar conflictos, disturbios civiles y desplazamientos a causa de la degradación ecológica y los eventos relacionados con el clima. El informe abarca 221 países y territorios independientes desglosados en 3.594 zonas subnacionales.

La principal conclusión del ETR es que sin una acción concertada, los niveles actuales de degradación ecológica empeorarán, intensificando los conflictos existentes y convirtiéndose en un catalizador para nuevos conflictos, lo que dará como resultado un aumento de la migración forzada.  

El número de países que sufren amenazas ecológicas graves y baja resiliencia social ha aumentado de 3 a 30 en el último año. Estos países en conflicto son hogar de 1.100 millones de personas, un aumento de 332 millones(1). Las recientes presiones sobre los precios de los alimentos a nivel mundial han impuesto exigencias adicionales a los países que ya sufren inseguridad alimentaria.

Países en conflicto 

Tres nuevos países han surgido como “en conflicto”. Se trata de Níger, Etiopía y Myanmar, que han ingresado en un ciclo perjudicial de crecientes amenazas ecológicas, una menor resiliencia social y conflictos en aumento. Cada uno de ellos ha enfrentado hambruna y violencia en los últimos 12 meses: el conflicto en curso en Etiopía, el reciente golpe de estado militar en Níger y la violencia en Myanmar tras su golpe de estado en 2021.

La degradación ecológica y los conflictos son cíclicos, ya que la degradación de los recursos conduce al conflicto, mientras que el conflicto conduce a la degradación de los recursos. La degradación ecológica impacta con mayor fuerza el conflicto en regiones como el Sahel, que enfrenta importantes deficiencias en materia de gobernanza, estado de derecho, altos niveles de pobreza y variaciones climáticas a corto plazo.

Los conflictos a menudo se extienden de un país a otro, lo que afecta a la región y más allá(2). Actualmente hay más de 108 millones de personas desplazadas, un alza de 24% desde 2020. Las estimaciones indican que el 30% de todos los desplazamientos alcanza más de 500 kilómetros desde el país de origen, y un porcentaje significativo de los ingresos ilegales a Europa procede de países amenazados ecológicamente donde abunda el conflicto(6). Un porcentaje significativo de los ingresos ilegales a Europa, en particular el 29% de Siria y el 9% de Afganistán, proceden de países en conflicto.

Con base en las tendencias actuales, y sin esfuerzos sustanciales para revertirlas, las estimaciones del IEP indican que para el año 2050, 2.800 millones de personas residirán en países que enfrentan amenazas ecológicas graves en comparación con los 1.800 millones en el año 2023.

Conflictos y falta de alimentos y agua 

La inseguridad alimentaria está relacionada con la falta de agua. El ETR estima que un alza del 25% en la inseguridad alimentaria aumenta el riesgo de conflicto en un 36%; de manera similar, un aumento del 25% en el riesgo hídrico aumenta la probabilidad de conflicto en 18%. Las zonas con antecedentes de conflicto e instituciones débiles son las más vulnerables.

Los precios mundiales de los alimentos han aumentado en un 33% desde 2016, lo que ejerce mayor presión en las zonas más vulnerables. Actualmente, 42 países enfrentan una grave inseguridad alimentaria, y casi cuatro mil millones de personas viven en zonas con inseguridad alimentaria alta o grave. La mayoría de estos países se encuentran en África Subsahariana.

En la actualidad, 2.000 millones de personas viven en países sin acceso a agua potable. Para 2040, la región MENA sufrirá la misma escasez de agua que África Subsahariana. Ocho de los 12 países de Rusia y Eurasia actualmente enfrentan importantes desafíos hídricos, exacerbados por las escasas precipitaciones y su topología.

Se espera que estas tendencias empeoren. Es probable que el calentamiento global supere los 1,5 °C durante el siglo 21, lo que dificulta mantenerse por debajo de los 2 °C. Es probable que esto exacerbe la degradación ecológica y los factores subyacentes de los conflictos(3).

Desastres naturales, población y conflictos

El cambio climático amplifica riesgos como sequías, inundaciones, ciclones y tormentas. Las tasas de mortalidad son siete veces mayores en los países con bajos niveles de resiliencia y paz. En 2022, el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de la ONU asignó el 35% de su presupuesto a la lucha contra los desastres naturales, en comparación con el 17% de hace una década.

Las crecientes presiones demográficas intensifican los riesgos ecológicos, limitando los recursos públicos y la resiliencia social, especialmente en las regiones ya vulnerables. Se prevé que para el año 2050 la población de África Subsahariana aumente a 2.200 millones, un alza de más del 60%, lo que aumentará drásticamente la presión sobre los suministros existentes de alimentos y agua. Para 2050, el número de jóvenes menores de 15 años en la región representará más que toda la población de Europa, destacando los cambios dinámicos en la distribución global de la población.

Steve Killelea, fundador y presidente ejecutivo del IEP, expresó:

“A medida que nos acercamos a la COP 28, el Informe sobre Amenazas Ecológicas proporciona un recordatorio oportuno de la necesidad de que los líderes actúen, inviertan y desarrollen resiliencia para el futuro. El número de países con amenazas ecológicas graves que carecen de la resiliencia social necesaria para hacer frente a estos desafíos sigue aumentando, y el cambio climático solo agravará esas amenazas.

Los países con altos niveles de Paz Positiva( 4) tienen la resiliencia social para resolver estos desafíos. En un mundo que enfrenta una creciente degradación ecológica, conflictos y migración forzada, los líderes mundiales necesitan invertir en programas que creen las capacidades necesarias para generar resiliencia positiva e impulsar el avance económico”. 

Megaciudades: aumento de la contaminación y la población

El número de megaciudades(5) está en alza y se prevé que aumente de 33 a 50 para el año 2050. Más de 267 millones de personas viven actualmente en las megaciudades menos pacíficas del mundo. Estas ciudades experimentarán un rápido crecimiento durante los próximos 30 años, pero carecen de los recursos financieros para gestionar su expansión, lo que dará como resultado un aumento en la delincuencia, la pobreza, la congestión del tráfico y la contaminación.

En África, tanto Nigeria como la República Democrática del Congo tienen múltiples ciudades de alto crecimiento, con bajos ingresos per cápita. De las 50 megaciudades proyectadas, el 60% se encuentra en países ubicados en la mitad inferior del Índice de Paz Global.

Más del 60% de los refugiados y el 80% de los desplazados a nivel interno se trasladan a las ciudades. Para 2050, el 70% de la población global vivirá en ciudades, y el mayor crecimiento se producirá en países con bajos ingresos per cápita y altos niveles de violencia. Algunos ejemplos incluyen Kinshasa, Lagos, Dhaka y Karachi.

Conflictos y economía verde 

Los países que dependen en gran medida de los combustibles fósiles enfrentarán dificultades sin asistencia durante la próxima transición ecológica. Por ejemplo, la República Democrática del Congo, Libia, Irak, Angola y Timor Leste derivan más del 25% de su PIB de combustibles fósiles. Afectados por importantes desafíos ecológicos y bajos niveles de resiliencia social, estos países pueden enfrentar una disminución en el PIB de hasta 60% entre 2030 y 2040.

Para obtener más información, visite economicsandpeace.org y visionofhumanity.org.

Notas para los editores 

(1)Los países en conflicto del año 2023 son:

Burundi

Camerún

Zimbabue

República Democrática del

República Centroafricana

Haití

Congo

Chad

Irak

Guinea

Guinea Ecuatorial

Libia

Niger

Eritrea

Mali

República del Congo

Etiopía

Mauritania

Somalia

Guinea-Bissau

Myanmar

Sudán del Sur

Sudán

Nigeria

Afganistán

Uganda

Corea del Norte

(2) Índice de Paz Global 2023

(3) IPCC, 2023: Climate Change 2023: Synthesis Report. Contribución de los grupos de trabajo I, II y III al sexto informe de evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático [Equipo principal de redacción, H. Lee y J. Romero (eds.)]. IPCC, Ginebra, Suiza, p71

(4)La Paz Positiva es definida como las actitudes, instituciones y estructuras que crean y mantienen sociedades pacíficas. Fuente

(5)Ciudades con una población de más de 10 millones de habitantes

(6)Informe sobre Amenazas Ecológicas 2021

Acerca del Informe sobre Amenazas Ecológicas (ETR)

Esta es la cuarta edición del ETR, que abarca 228 estados y territorios independientes. El ETR es un informe único, debido a que adopta un enfoque de aprendizaje automático multifacético para combinar medidas de resiliencia con los datos ecológicos más exhaustivos disponibles para informar sobre los países con menores probabilidades de poder enfrentar las conmociones ecológicas extremas ahora y en el futuro.

Metodología 

El ETR incluye las investigaciones científicas más recientes y respetadas sobre el crecimiento de la población, la escasez hídrica, la inseguridad alimentaria, las sequías, las inundaciones, los ciclones y el aumento de las temperaturas. Además, el informe utiliza el marco de referencia de Paz Positiva del IEP para identificar áreas en las que es poco probable que la resiliencia sea lo suficientemente sólida como para adaptarse o hacer frente a estas conmociones futuras. El informe se basa en una amplia variedad de fuentes de datos, entre ellas el Banco Mundial, el Instituto de Recursos Mundiales, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), las Naciones Unidas, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el Observatorio de Desplazamientos Internos, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, la Organización Internacional para las Migraciones y el IEP.

Acerca del Instituto para la Economía y la Paz

El IEP es un centro de pensamiento internacional e independiente dedicado a cambiar el enfoque del mundo con respecto a la paz como una medida positiva, alcanzable y tangible del bienestar y el progreso humano. Cuenta con oficinas en Sídney, Bruselas, Nueva York, La Haya, Ciudad de México y Harare.

Logotipo: https://mma.prnewswire.com/media/792052/IEP_Logo.jpg

FUENTE The Institute for Economics and Peace