Denominada Professional Women’s Network, la iniciativa incluye a colaboradoras de los diferentes países donde la empresa está presente en la región para discutir temas internos y externos al negocio

SÃO PAULO, 22 de marzo de 2022 /PRNewswire/ — Este mes de marzo, cuando se celebra el Día Internacional de la Mujer, Tate & Lyle, proveedor global líder de ingredientes y soluciones para alimentos y bebidas, presenta detalles de Professional Women’s Network en América Latina, una iniciativa global de la empresa que tiene como objetivo colocar a las mujeres en el centro de las discusiones, tanto en los asuntos internos de la empresa como también en la sociedad, en la búsqueda de la igualdad de género.

Conocido por las siglas PWN, el programa tiene presencia en la región desde hace aproximadamente seis meses y forma parte de la estrategia global de equidad, diversidad e inclusión de la compañía. Con la intención de preparar a los futuros líderes de Tate & Lyle para liderar e inspirar a la próxima generación, la iniciativa también promueve la voz, el crecimiento y el desarrollo de mujeres subrepresentadas, impulsa el crecimiento y desarrollo personal y se enfoca en el trabajo, la educación, la consistencia de los beneficios ofrecidos globalmente por la empresa y el compromiso con las comunidades locales.

La acción cuenta con un grupo muy diverso de mujeres y aliados, que incluye, por ejemplo, diferentes cargos, departamentos y países, lo que enriquece el desarrollo de las acciones. Esta pluralidad de perfiles permite el intercambio de ideas, relacionando las experiencias vividas por cada colaborador frente a su escenario local, con el fin de contribuir al desarrollo de proyectos en las distintas regiones de América Latina.

“Nuestra propuesta es conectar a las mujeres en la red, apuntando a una mayor equidad entre los géneros, además de ayudar a los hombres a identificar lo que es correcto y lo que es inclusivo o no en su interacción diaria con el público femenino”, explica Erika Arnosti, Technical Manager Stevia de Tate & Lyle para Latam, mostrando que PWN impacta e incluye a los hombres también.

Los pilares que sustentan Professional Women’s Network

PWN se basa en tres pilares en América Latina: liderazgo empresarial, asegurando que las decisiones clave de la empresa se tomen teniendo en cuenta la equidad y la inclusión; educación, ayudando a educar a la comunidad más amplia de empleados y abordando los desafíos en el lugar de trabajo, además de permitir el avance y la orientación profesional; y eventos y comunidad, con un enfoque interno en celebraciones y eventos sociales y un enfoque externo en voluntariado comunitario y eventos de donaciones.

Cuando hablamos de liderazgo empresarial, el programa tiene como objetivo promover la equidad y la coherencia en nuestras políticas y prácticas en los países de América Latina. “Mapeamos los escenarios para entender qué podemos hacer para proponer cambios. Las licencias de maternidad y paternidad, por ejemplo, difieren entre países. Buscamos equidad, justicia y consistencia en nuestras propuestas”, detalla Renata Andrade, líder de desarrollo comercial de Stevia de Tate & Lyle para Latam.

En el pilar de educación, la propuesta es sensibilizar en temas de equidad, diversidad e inclusión a la comunidad femenina de la empresa, así como promover actividades y material educativo para apoyar a la red y la comunidad femenina de América Latina. El proyecto inicial de este pilar en la región es una primicia para Tate & Lyle, con la realización de investigaciones que servirán de base para los próximos pasos de la acción.

“Promovimos una encuesta anónima con mujeres de la región para conocer sus puntos de incomodidad dentro y fuera de la empresa e identificar los desafíos existentes para pensar en acciones y soluciones justas que promuevan la equidad”, comenta Roxana Hercolini, Account Manager de Tate & Lyle.

En cuanto al pilar de eventos y comunidad, PWN tiene como objetivo realizar eventos globales y discusiones con los empleados sobre temas importantes relacionados con la equidad profesional de las mujeres en la empresa. Y como su nombre lo indica, va más allá de las barreras de la empresa, ya que realiza actividades de apoyo a las comunidades de las regiones donde opera Tate & Lyle con trabajo voluntario.

“Promovimos eventos y debates sobre diversos temas a partir de esta iniciativa. Tenemos un calendario para tratar diferentes temas a lo largo del año, y también invitamos a ponentes externos, como fue el caso de un evento durante Octubre Rosa, en el que tuvimos la presentación de una fisioterapeuta especializada en salud de la mujer y cáncer de mama, y que venció dos veces la enfermedad, para hablar del tema”, explica Sylvia Aguirre, Human Resources Business Partner de Tate & Lyle para México, Colombia y Costa Rica, mostrando que la PWN en Latinoamérica es una gran oportunidad para compartir conocimientos y educar sobre temas diferentes. Como el grupo de recursos para empleados más grande de Tate & Lyle a nivel mundial, la empresa se enorgullece de su creciente presencia e impacto en América Latina. Con el 33% de los empleados de la región asistiendo al evento de lanzamiento, PWN en América Latina ha tenido un impacto desde el primer día.

FUENTE Tate & Lyle