A pesar del pésimo desempeño político del presidente Barack Obama en el debate de la semana pasada con su rival republicano, Mitt Romney, el mandatario sigue siendo considerado el favorito con un 55% del electorado, si las elecciones se realizaran hoy.

El cincuenta y cinco por ciento (55%) de votantes estadounidenses creen que Obama tiene más probabilidades de ganar las elecciones presidenciales de este año.

Reporte de sondeo telefónico a nivel nacional conducido por la encuestadora Rasmussen, revela que el 35% piensa que su rival republicano Mitt Romney es más probable de ganar la presidencia.