“El PLD ha metido al  país en una crisis post electoral que irresponsablemente hay sectores que se han hecho de la vista gorda, pero ignoran que la situación puede escaparse de sus manos”, Franklin García Fermín.

 

Santo Domingo, R.D.-El doctor Franklin García Fermín afirmó que en el país hay una crisis post electoral, debido a los intentos de fraude por parte del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que pretende escamotearle al Partido Revolucionario Moderno y a otros partidos de la oposición, posiciones congresuales y municipales ganadas en buena lid.

El jurista y vicepresidente del PRM consideró que los votos emitidos deben ser contados uno a uno de manera manual, como manda la ley electoral.

Por otro lado, el doctor García Fermín coincidió con el licenciado Luis Abinader, quien fuera candidato presidencial del PRM, al demandar que sean sustituidos todos los miembros de la Junta Central Electoral (JCE) por personas independientes y moralmente definidas.

De igual manera, indicó que los jueces del Tribunal Superior Electoral deben ser sustituidos a partir del 16 de agosto de este año.

“Las personas que sustituyan a los miembros de la Junta Central Electoral y a los jueces del Tribunal Electoral deben ser independientes del partidismo político e íntegras”, indicó el ex rector de la UASD.

Frente al país

 

El doctor García Fermín afirmó que la sociedad dominicana debe observar con detenimiento el comportamiento del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), tal y como lo denuncia el ex candidato presidencial del PRD Luis Abinader,  debido al fraude extremadamente grave que se ha cometido, al punto de que han provocado una crisis post electoral sin reparar en que la situación se les podría escapar de sus manos.

“Estas denuncias de fraudes e irregularidades son tan extremadamente graves, hasta el punto que menoscaban la legitimidad de los resultados que está emitiendo la JCE y las Juntas Municipales”, manifestó Abinader.

García Fermín sostuvo que “al PLD sólo le importa ganar elecciones con el uso de los recursos del Estado. Constituyen una maquinaria de electoral a base de fraude y compra de la conciencia ciudadana, sin remedir en que están llevando al país por el derrotero del fracaso”.