CIUDAD DE MÉXICO, 21 de noviembre de 2023 /PRNewswire/ — En los últimos años hemos escuchado hablar sobre sustentabilidad, pero pocas veces comprendemos qué es, cómo se aplica a los productos que consumimos y cómo nos beneficia.

En el siguiente artículo responderemos a estas interrogantes además de compartir con usted cómo la industria láctea en Estados Unidos está elaborando productos sustentables de gran calidad.

¿Qué es la sustentabilidad? La sustentabilidad se refiere a la práctica de desarrollar hábitos a nivel social y procesos a nivel industrial con el objetivo de preservar los recursos naturales, prevenir su agotamiento y reducir al mínimo el daño al medio ambiente.

En la industria láctea, las vacas son uno de los recursos más valiosos, ya que son la principal fuente de leche, un ingrediente esencial para la elaboración de una amplia variedad de productos fundamentales en la nutrición humana.

En Estados Unidos la industria lechera a través de la Federación Nacional de Productores de Leche y con el apoyo de Dairy Management Inc. inició en 2009 el Programa Nacional Lechero FARM para el Cuidado Animal.

Este programa para el cuidado del ganado se convirtió en el primero en el mundo en ser reconocido por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), ya que garantiza la protección de las vacas utilizadas en la producción de leche.

Dicho cuidado animal, convierte a Estados Unidos en el líder mundial en eficiencia de rebaños, produce cuatro veces más leche por vaca que la media global.

La industria ganadera lechera estadounidense además de cuidar de las vacas, también procura la conservación y reciclaje de cada uno de los recursos que interfieren en la elaboración de leche. Entre 2007 y 2017 redujó en un 30 por ciento el agua y en 21 por ciento la tierra empleada para producir un galón de leche (3.79 litros).

En las granjas, el agua se reutiliza para enfriar la leche, lavar establos e irrigar cultivos. Dado que el 87% de la leche es agua, se emplean nuevas tecnologías para su recuperación y uso en la producción de quesos.

Por último, la huella de gases de efecto invernadero por galón (3.79 litros) de leche estadounidense es 50 por ciento menor que la media global.

Cada vez que tenga en sus manos un producto lácteo estadounidense, tenga la confianza que es un alimento de alta calidad, seguro para usted y el medio ambiente.

Contacto:
Edgar Garcia, egarcia@usdecmexico.com 

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/2280709/Sustainability_Water_Blue_LIVE.jpg

FUENTE USDEC