TAIPÉI, 6 de julio de 2022 /PRNewswire/ —  Las placas madre de la serie GIGABYTE 600 han dejado su marca desde su lanzamiento en octubre pasado. Encabezado por el modelo insignia AORUS XTREME Z690, un total de tres placas madre de juegos de alta gama ganaron el reconocimiento del premio iF Design Award, seguido de dos placas madre para creadores AERO Z690 que recibieron el premio Red Dot Design Award. La serie GIGABYTE 600, desde los modelos de nivel entusiasta hasta las opciones orientadas al presupuesto, también ha sido muy elogiada a través de más de cien recomendaciones de medios de todo el mundo. Con el reabastecimiento de tarjetas gráficas en el mercado, muchos están ansiosos por tener en sus manos una nueva estructura de PC. Las placas madre convencionales, como la serie AORUS ELITE, ahora se han convertido en la opción preferida para aquellos que buscan actualizaciones de PC.

La AORUS ELITE es la mejor placa madre para realizar actualizaciones (PRNewsfoto/GIGABYTE)

Se observa que la mayoría de los jugadores valora tasas de fotogramas altas y estables, pero una placa madre que no logra cumplir ni en el suministro de energía ni en el diseño térmico provocaría un estrangulamiento o un sobrecalentamiento, lo que dificultaría el rendimiento general del sistema. Las placas madre AORUS ELITE cuentan con el mejor diseño de potencia de 14 fases, así como el mejor disipador térmico totalmente metálico en su clase. Incluso la AORUS ELITE B660M, el modelo básico de la familia, es capaz de pasar la prueba de esfuerzo cuando se combina con el procesador más poderoso Core i9-12900K sin estrangulamiento ni sobrecalentamiento. En cuanto a los jugadores que están interesados en overclocking sin experiencia, la AORUS ELITE Z690M más avanzada puede impulsar fácilmente el procesador Core i9-12900K hasta más de 5 GHz con la función integrada de overclocking de un clic. La AORUS ELITE Z690M también admite la mejor compatibilidad de overclocking DDR4 de su clase con hasta XMP 5333MH, lo que les permite a los jugadores utilizar sus DIMM DDR4 existentes y maximizar su rendimiento al mismo tiempo.

El próximo DisplayPort 2.0 aumentará la tasa de actualización de la resolución 4K hasta los 240 Hz, lo que la convertirá en el estándar de última generación para los juegos. Según las pruebas internas, la AORUS ELITE B660M con un procesador Core-i9 y una tarjeta gráfica RTX 3060 Ti puede alcanzar 240 cuadros por segundo con resolución FHD cuando se ejecuta Fortnite. La AORUS ELITE Z690 con un procesador Core-i9 y una tarjeta RTX 3070 Ti puede incluso alcanzar fácilmente 240 cuadros por segundo con resolución QHD. Las placas madre AORUS ELITE no solo ofrecen una mejora instantánea en el rendimiento, sino que también proporcionan capacidad de expansión para futuras actualizaciones. 

Para obtener más información sobre las placas madre de la serie AORUS 600 ELITE, visite https://bit.ly/AORUS-INTEL-600-ELITE

Fotografía: https://mma.prnewswire.com/media/1850306/AORUS_ELITE_go_to_motherboard_upgrade.jpg

FUENTE GIGABYTE