El primer ministro, Biniamín Netanyahu, manifestó que un “Israel fuerte” es esencial para el crecimiento y la estabilidad en el turbulento Oriente Medio, durante la inauguración de las sesiones de invierno de la Knéset (Parlamento).

Netanyahu aseveró que en el mundo árabe sólo se respeta a quienes se mantienen firmes y proyectan fuerza y poder.

“Está ocurriendo algo importante: muchos en el mundo árabe están viendo a Israel con respeto y aprecio”, expresó el titular del Ejecutivo. “¿Por qué está pasando esto? ¿Porque nos hemos rendido? ¿Por qué hemos aceptado abandonar Jerusalén?”

Netanyahu subrayó que la fortaleza de Israel es la clave para asegurar el futuro en una región “donde los débiles no sobreviven. Solo los fuertes sobreviven y prosperan. Con los fuertes forjas alianzas. Solo con los fuertes haces la paz”.

El primer ministro sugirió que “se ha invertido el sentido del camino hacia la paz”.

Actualmente, “en lugar de que los palestinos traigan la paz con el mundo árabe; es el mundo árabe el que traerá a los palestinos” a la negociación apuntó el jefe del Gobierno quien recalcó: “Trabajamos en esto de manera realista, equilibrada y responsable”.

Netanyahu prometió “seguir cuidando los asentamientos de Judea y Samaria (Cisjordania)”, en un intento por calmar la cólera por la orden de la Corte Suprema de Justicia de desalojar y demoler, antes del 25 de diciembre, el asentamiento ilegal de Amona, construido sobre terrenos privados palestinos en Cisjordania.

“Hemos pedido una postergación sobre el asunto de Amona”, dijo Netanyahu sobre el pedido de su Gobierno a la Corte de siete meses de aplazamiento. Estoy seguro que los colonos actuarán en forma responsable. Ellos saben que no ha habido ni habrá un gobierno más comprensivo hacia los asentamientos que este”, aseguró Netanyahu, mientras un grupo de colonos se concentraba a las puertas de la Cámara.

El primer ministro comentó también que ambos candidatos presidenciales norteamericanos lo han invitado a la Casa Blanca, para cuando finalicen las elecciones.

Sobre los rumores acerca de planes del presidente Barack Obama de cambiar su política con respeto a Israel después de los comicios del 9 de noviembre y antes que termine su mandato en enero, Netanyahu expresó que espera que el mandatario norteamericano no “abandone” al Estado judío.

“Me gustaría expresar nuestro agradecimiento por el paquete de ayuda que recibimos [de Estados Unidos]”, afirmó. “Esto no significa, sin embargo, que los desacuerdos ocasionales no surjan entre nosotros, pero espero que sean raros. Obama declaró en 2011 que la paz no se logrará mediante resoluciones de la ONU, sino a través de negociaciones directas. Creo que él se mantendrá fiel a esto, y no abandonará a Israel”.

Fuente Aurora