7 de noviembre de 2019

La CPSC advierte a los consumidores que no usen productos para dormir a un bebé inclinado


Más información en: SeguridadConsumidor.gov 

WASHINGTON, 7 de noviembre de 2019 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ --  La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) está alertando a padres y cuidadores sobre los peligros de los populares productos inclinados para dormir a un bebé, mencionando los resultados de un nuevo estudio. El estudio forma parte de una creciente serie de evidencias que muestran que las camitas inclinadas con ángulos más elevados no ofrecen un entorno seguro para dormir a los bebés. La CPSC ha retirado del mercado anteriormente varias camitas inclinadas.

La agencia sigue enfatizando que el mejor lugar para que un bebé duerma es sobre la superficie firme y plana de una cuna, moisés o corral. Los padres y los cuidadores nunca deben añadir mantas, almohadas u otros artículos al lugar donde el bebé duerme. Los bebés siempre deben colocarse para dormir boca arriba.

Nuevo estudio confirma: los bebés deben dormir en una superficie firme y plana

La CPSC recibió reportes de 1,108 incidentes, incluyendo 73 muertes de bebés, relacionados con productos para dormir a un bebé inclinado que ocurrieron de enero de 2005 a junio de 2019. La CPSC contrató a la experta independiente Erin Mannen, Ph.D., una ingeniera mecánica que se especializa en biomecánica en la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas, para que realizara pruebas con bebés con el fin de evaluar el diseño de los productos para dormir inclinados. La Dra. Mannen midió los movimientos musculares y la saturación de oxígeno de los bebés en diversos productos y posiciones, como una cuna plana, una cuna inclinada y varios productos para dormir inclinado. La Dra. Mannen halló que ninguno de los productos para dormir inclinado que su equipo probó es seguro para que un bebé duerma. El informe de la Dra. Mannen llegó a la conclusión de que los productos con inclinaciones de 10 grados o menos, con superficies planas y rígidas, son probablemente seguros para que un bebé duerma. La Dra. Mannen también halló que las superficies para dormir blandas y acolchonadas o afelpadas constituyen un peligro para los bebés.

¿Qué deben hacer ahora los padres y los cuidadores?

  • Deje de usar productos para dormir bebés cuyo respaldo se incline más de 10 grados. Los padres y los cuidadores no deben usar productos inclinados para que un bebé duerma, ya sean sillas de bebés para automóviles, sillas mecedoras y otros productos infantiles inclinados, y deben seguir las instrucciones del fabricante.
  • Siga consejos para dormir seguro. Sin mucho es mejor: no añada mantas, almohadas u otros artículos al lugar donde el bebé duerme. A dormir de espaldas: siempre coloque a los bebés para dormir boca arriba en una superficie firme y plana.
  • Consulte www.SeguridadConsumidor.gov con frecuencia para ver si sus productos de bebé han sido retirados del mercado, y siga rápidamente las instrucciones del retiro para recibir un reembolso, un reemplazo o una reparación. Los consumidores que registren sus productos infantiles con la tarjeta de registro del fabricante (incluida entre los artículos para bebé) pueden ser contactados directamente por el fabricante si hay un retiro del mercado.

---

Acerca de CPSC:

La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) está encargada de proteger al público contra riesgos irrazonables de lesión o muerte asociados al uso de miles de tipos de productos del consumidor bajo la jurisdicción de la institución. Muertes, lesiones y daños a la propiedad debido a incidentes con productos del consumidor le cuestan al país más de $1 billón de dólares al año. La CPSC está comprometida con proteger a consumidores y familias contra productos que presenten un riesgo de incendio, eléctrico, químico o mecánico. Los esfuerzos de la CPSC para asegurar que productos del consumidor --tales como juguetes, cunas, herramientas eléctricas, encendedores de cigarrillos y productos químicos del hogar -- sean seguros, contribuyeron a la disminución en el índice de muertes y lesiones vinculadas con productos del consumidor en los últimos 40 años.

La ley federal prohíbe a cualquier persona vender productos sujetos a un retiro del mercado voluntario anunciado públicamente y llevado a cabo por el fabricante; o a un retiro obligatorio ordenado por la Comisión.

Para reportar un producto peligroso o una lesión relacionada con un producto, visite www.SaferProducts.gov (en inglés) o llame a la línea de información de la CPSC al (800) 638-2772 o al teletipo (301) 595-7054 para discapacitados auditivos. Los consumidores pueden obtener información sobre noticias y retiros en www.SeguridadConsumidor.gov, vía Twitter en @SeguridadConsum o suscribiéndose para recibir los boletines electrónicos gratuitos de la CPSC.

Conéctese con nosotros (inglés/español):

SeguridadConsumidor.gov | CPSC.gov | SaferProducts.govYouTube | OnSafety Blog | Twitter | Flickr

*Entrevistas en español disponibles

Línea directa de la CPSC: (800) 638-2772
Contacto de la CPSC con los medios: (301) 504-7800 / 7908

Por área de especialización: Ver contactos de la CPSC aquí

Logo - https://mma.prnewswire.com/media/514352/U S CONSUMER PRODUCT SAFETY COMMISSION LOGO.jpg

 

FUENTE U.S. Consumer Product Safety Commission

]]>