Por: Nelson Marte.-  Alarmado por la caída de la favorabilidad del presidente Danilo Medina registrada en los sondeos on line de Listín Diario, Hoy, El Caribe, El Día y otros medios, Palacio dispuso hacer una encuesta flash para ver si tenían alguna validez esos resultados.
Me filtran amigos cercanos al entorno periodístico palaciego, que hecha la investigación y obtenidos los resultados, no apareció funcionario que se atreviera a entregarle los numeritos al Presidente.
Entonces alguien propuso que una comisión del pool de extranjeros expertos en marketing político que lo asesora, hiciera el trabajo. Eso fue a principios de la semana pasada.
Al ver los datos de la investigación el hombre ripió los papeles que le entregaron los asesores y dijo terminantemente que esa encuesta no servía.
Que fuera destruida toda información impresa o digital relativa a la investigación y que nadie hablara de números hasta que no aparecieran encuestas que le devuelvan “su” posicionamiento.
Pero las malas nuevas se han estado sucediendo y acumulando día tras día. Vino el deslumbramiento del país cuando los técnicos y productores del PRM demostraron dato por dato que la “revolución agrícola” de las visitas “sorpresa”, son un fraude.
Subió la marea del descreimiento por el juramento por Dios que hizo Danilo en la formalización del pacto con Miguel Vargas mediante el cual el PRD apoyó la reforma reeleccionista y arrebataron a miles de sus dirigentes el derecho constitucional a elegir y ser elegidos.
Y ahora este berenjenal bien morao de los carros para el activismo de la ambición continuista, que salió a rebatir un desafiante Palacio, metiendo más para lo hondo a Danilo.
Y, para madre de las malas nuevas, desde hace unos días corre en círculos de alto nivel político, empresarial y de medios, el run run de la confirmación de serias distorsiones en el tramo de captura de las respuestas que dan los encuestados de una firma que lo ha estado favoreciendo al Presidente.
El dato viene a despejar la gran contradicción de que en las encuestas de esa empresa el Presidente figura siempre con alta favorabilidad, mientras que hasta en 14 indicadores de desempeño clave, su gobierno es valorado negativamente por el pueblo.
Mientras tanto, ya en una reunión que sostuvo el viernes en la noche con sus diputados, por vez primera en su adelantada campaña, Danilo admitió que su contrincante Luis Abinader ha estado subiendo en la preferencia del electorado.
El Presidente le atribuyó a Abinader unos números que no inquietaran a su auditorio, me confió un asistente a la reunión, pero llamó la atención de todos que Danilo no mencionó su puntuación.
En esa reunión se quiso dar notas de triunfalismo, pero una veterana de tres períodos en la Cámara de Diputados, y parte tan interesada como la hermana del Presidente, Yomaira Medina, no estuvo tan entusiasta cuando reseñó: “Esta fue una reunión política de consulta, para ver cómo es que vamos a iniciar esto”, anótenme el subrayado.