El doctor Roberto Berroa, odontólogo por más de 30 años del ex presidente Leonel Fernández, desmintió los alegatos del narcotraficante dominicano Quirino Ernesto Paulino Castillo, extraditado a los Estados Unidos en enero del 2005.

Dejó claro para conocimiento público, que siempre ha trabajado en la ciudad Nueva York donde atiende al doctor Fernández desde hace más de tres décadas. “Desde que usaba afro” dijo Berroa, quien reveló que por tercera ocasión contendrá para la senaduría en Monte Plata.

El capo y los diseñadores de esta campaña de difamación se ven desesperados de que Leonel Fernández se encuentra puntero en las encuestas. Hay temor de que si gana el ex presidente Fernández y llegan al país más solicitudes de deportaciones, Leonel dejará que siga el curso de la justicia.

Quirino y quienes lo están asesorando ganaron el primer round al utilizar los medios para lanzar difamaciones temerarias contra el ex presidente Leonel Fernández. Las mentiras tienen patas cortas y poco y poco se irán cayendo estos dislates, como el que pagó los servicios del dentista, dijo Berroa.

“Nunca en laborado en Miami. Nunca recibí pagos por atender al ex presidente ni de su amigo el doctor Fernández, como tampoco del capo Quirino. Nunca he conocido a ese señor ni tengo intención a estas alturas de conocerle” dijo el doctor Berroa.

Aseguró que son puros dislates lo que esparce el narcotraficante Quirino. Y que a raíz de las imputaciones de supuestos pagos a sus servicios como odontólogos para el Dr. Fernández, sus amigos le han llamado, algunos para burlarse.

Dijo que amigos le dijeron en ton de burla que no sabían que él tenía una oficina odontológica en Miami. Aseguró que siempre ha atendido al ex presidente Leonel Fernández en sus oficinas de Nueva York.

Expresó que como odontólogo del doctor Fernández, sabría si se ha puesto en manos de otro profesional. Desmontando con estas declaraciones la campaña de difamación que el capo alias El Don, ha iniciado desde hace unas semanas contra el doctor Fernández.

Expresó que la tipología o el espectro criminal de estos narcotraficantes es la vendetta contra el gobierno que cumple con su rol. Mientras el capo trabajaba como jefe de campaña política en Elías Piña y San Juan de la Maguana a favor de la candidatura de su candidato presidencial, Hipólito Mejía, dijo que enviaba donativos con intermediarios al candidato opositor Leonel Fernández.

Añadió Quirino que el doctor Fernández le dio su palabra de honor, de que estaría siempre a sus órdenes, pero que lo traicionó al firmar su deportación a Nueva York, donde estuvo por más de 10 años detenido en el Centro Correccional Metropolitano MCC.

Hipólito Mejía lo protegió al promoverlo a capitán y al distinguirlo tras ser juramentado jefe de su campaña política en el Sur profundo.

Quirino siempre ha dicho que hizo pagos y donativos a Leonel Fernández utilizando intermediarios, entre ellos Margarita Gómez y el esposo de ésta, el general retirado Florentino y Florentino. Dijo que un primo suyo, el general Euclides Florentino Clastillo, que es hermano de Florentino y Florentino, guarda una carta de su puño y letra cobrando dinero que le adeudan.

Según Quirino, le prestó $500 mil dólares al ex general Florentino y Florentino, dinero que eventualmente fuera utilizado para amueblar las oficinas del edificio de la Suprema Corte de Justicia. Estos trabajos de diseño le fueron pagados a la señora Gómez al ser contratada para amueblar la sede principal judicial.

Estas declaraciones del doctor Berroa fueran dadas hoy en el programa El Sol de la Mañana.