• En sentido contrario a las decisiones de expertos de Salud Pública mundial, las autoridades de Salud de México deliberadamente y sin fundamento científico ni epidemiológico emiten una alerta sanitaria cuyo único impacto en salud probablemente sea perpetuar el hábito de fumar entre quienes no planean dejarlo.
  • Informar a la población que vapear implica un riesgo para la salud de la población por la presencia de acetato de vitamina E es, ni más ni menos, que un engaño.
  • Médicos y científicos de Latinoamérica contradicen a COFEPRIS y SEGOB, y afirman que cada vez se dispone de más evidencia científica independiente que muestra que los vapeadores SON herramientas útiles y eficaces para la dejar de fumar.

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo de 2022 /PRNewswire/ — Como Profesionales de la Salud miembros de RELDAT queremos expresar nuestro desacuerdo y absoluta repulsa ante las formas utilizadas para transmitir un mensaje desinformativo a la sociedad mexicana con la reciente “Alerta Sanitaria Máxima para vapeadores y nuevas acciones para proteger la salud” emitida por COFEPRIS y SEGOB en México. Esta “alerta” está construida con argumentos falsos, y carentes de base científica, utilizados para justificar la alerta en contra de todo criterio objetivo y responsable que se espera de una autoridad pública como es SEGOB.

Mientras que durante esta misma semana en la ciudad de Washington DC, de Estados Unidos de América, expertos en Salud Pública, en Reducción de daños en Salud y Reguladores de países de alta vigilancia sanitaria compartían la evidencia científica detrás de estos productos alternativos, que representan una herramienta fundamental para contribuir a disminuir el riesgo en la población de adultos fumadores; mientras Nueva Zelanda considera estas alternativas como una herramienta fundamental para alcanzar su objetivo de una tasa de fumadores menor al 5% para el año 2025[1]; mientras que en Inglaterra se han logrado alcanzar las tasas históricamente más bajas de fumadores gracias a la promoción del uso de estas alternativas[2]; las autoridades de Salud de México deliberadamente y sin fundamento científico ni epidemiológico emiten una alerta sanitaria cuyo único impacto en salud probablemente sea perpetuar el hábito de fumar entre quienes no planean dejarlo, al disuadir del acceso productos alternativos de entrega de nicotina que han demostrado un potencial de reducción del daño por tabaquismo importante.

Comunicar la importante diferencia en el riesgo relativo de estos productos de manera fáctica y no ambigua resulta fundamental y un ejercicio responsable con el fin de beneficiar la salud de la población, toda vez se informa que estas alternativas no son libres de riesgo.

Herramienta para dejar de fumar

Contrario a lo manifestado por COFEPRIS y SEGOB, cada vez se dispone de más evidencia científica proveniente de fuentes independientes que muestran que los productos alternativos de entrega de nicotina sin combustión SON herramientas útiles y eficaces para la dejar de fumar. El estudio clínico más relevante sobre el tema realizado hasta la fecha mostró que los cigarrillos electrónicos son al menos el doble de eficaces en cuanto a éxito de cesación que la terapia de reemplazo con nicotina. La Revisión sistemática de Cochrane sobre este tema, concluye que si bien son necesarios más estudios para dar fuerza a los hallazgos, la evidencia hasta la fecha muestra que el uso de cigarrillos electrónicos con nicotina incrementa la tasa de abandono del hábito de fumar cigarrillos en comparación con la terapia de reemplazo con nicotina y al uso de cigarrillos electrónicos sin nicotina.

Acetato de Vitamina E

El Acetato de Vitamina E NO es un componente que se encuentre presente en los líquidos para vapeo de nicotina registrados/autorizados.

Este componente, responsable de la “epidemia” de EVALI ocurrida entre septiembre 2019 y febrero 2020 en el territorio de Estados Unidos de América NO es un componente apto para ser utilizado en productos de vapeo. Los datos de laboratorio de las muestras analizadas por el CDC mostraron que el acetato de vitamina E era utilizado como aditivo en líquidos para vapeo con THC, provenientes de fuentes informales (mercado ilícito, no regulado).

A pesar de la epidemia de EVALI, el mismo CDC continúa recomendando a aquellos adultos que utilicen cigarrillos electrónicos de nicotina como una alternativa a fumar cigarrillos no retornar a fumar cigarrillos, y cambiar por completo a los mismos como una forma de disminuir el riesgo relacionado con fumar.

Informar a la población que vapear implica un riesgo para la salud de la población por la presencia de acetato de vitamina E es, ni más ni menos, que un engaño.

La mejor manera de evitar riesgos similares al del EVALI en la población es regular de manera adecuada estos productos de manera que se asegure que los componentes de los mismos son adecuados, algo en lo que México ha fracasado en los últimos meses, provocando que estos productos provengan de fuentes ilícitas y sin control sanitario.

Los productos alternativos de entrega de nicotina sin combustión son mucho menos dañinos que los cigarrillos

La principal causa del daño ocasionado por los cigarrillos es la combustión: el humo del cigarrillo que contiene cientos de sustancias tóxicas y cancerígenas y las partículas sólidas, y no la nicotina, la cual si bien no está exenta de riesgos, representa un riesgo mínimo para la salud. 

En el año 2018, expertos independientes de Public Health England (PHE) concluyeron luego de analizar la evidencia científica que vapear representa una pequeña fracción del riesgo que implica fumar cigarrillos y que cambiar por completo de fumar a vapear representa un beneficio para la salud comparado con continuar fumando cigarrillos. Con base en esto es que PHE considera que vapear es al menos un 95% menos dañino que fumar cigarrillos. Cabe destacar que esto no implica que los cigarrillos electrónicos estén exentos de riesgos.

Estudios toxicológicos in vitro y estudios realizados en humanos por la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de los Estados Unidos muestran que los cigarrillos electrónicos probablemente sean menos dañinos que los cigarrillos.

El análisis de la FDA sobre la evidencia científica presentada para un producto de tabaco calentado concluye que los fumadores que cambian por completo al mismo disminuyen de manera significativa la exposición de sus cuerpos a los componentes tóxicos y cancerígenos del humo del cigarrillo, lo que muy probablemente en el futuro muestre una disminución significativa en la morbilidad y mortalidad entre los fumadores.

Referencias:
Ministerio de SAlud de Nueva Zelanda https://www.health.govt.nz/our-work/preventative-health-wellness/tobacco-control/vaping-smokefree-environments-and-regulated-products accedido el 19 May 2022
Office for National Statistics. https://www.ons.gov.uk/peoplepopulationandcommunity/healthandsocialcare/healthandlifeexpectancies/bulletins/adultsmokinghabitsingreatbritain/2019#the-use-of-electronic-cigarettes-e-cigarettes-great-britain accedido el 19 May 2022
Hajek P et al. NEJM 2019. https://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJMoa1808779
Hartmann-Boyce et al. Cochrane Library 2019. https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD010216.pub6/full
Nyakutsitwa et al. Addiction 2020 . https://doi.org/10.1111/add.14920
CDC. https://www.cdc.gov/tobacco/basic_information/e-cigarettes/severe-lung-disease.html accedido el 19 de Mayo de 2020.
CDC. https://www.cdc.gov/tobacco/basic_information/e-cigarettes/severe-lung-disease.html accedido el 19 de Mayo de 2020.
FDA. Nicotine is why tobacco products are adictive. https://www.fda.gov/tobacco-products/health-effects-tobacco-use/nicotine-why-tobacco-products-are-addictive
Public Health England. 2018. https://www.gov.uk/government/publications/e-cigarettes-and-heated-tobacco-products-evidence-review/evidence-review-of-e-cigarettes-and-heated-tobacco-products-2018-executive-summary
National Academies https://nap.nationalacademies.org/catalog/24952/public-health-consequences-of-e-cigarettes
FDA. MRTP orders https://www.fda.gov/media/156829/download

Sobre RELDAT

RELDAT está conformada por la unión de diversos profesionales que promueven el Concepto de Reducción de Daños por Tabaquismo.  No conforma de ninguna manera una persona o ente moral, por lo que no tiene personalidad jurídica, ni recursos propios, lo que incluye la ausencia de cuenta bancaria.  Cada integrante que participa deberá rendir individualmente la información que corresponda a su desarrollo profesional de manera separada a la Red. RELDAT no percibe aportación económica alguna de las Industrias Tabacalera, cigarrillos electrónicos, farmacéutica, control del tabaco, filantrópica o de cualquier otra índole.

Para más información: www.reldat.org

Logo – https://mma.prnewswire.com/media/1823078/reldat.jpg

FUENTE RELDAT – Red Latinoamericana por la reducción de daños asociados al tabaquismo