Un avión militar ruso con 92 personas a bordo cae al Mar Negro sin que se reporte sobrevivientes, informó el Ministerio de Defensa de Rusia. Se descartó de inmediato un acto de terrorismo, señaló el presidente del Comité del Consejo de la Federación de Defensa y Seguridad, Viktor Ozerov.

El avión Tupolev Tu-154 que transportaba a 84 pasajeros y ocho miembros de la tripulación desapareció del radar este domingo después de despegar del aeropuerto de Adler en Moscú, informó la agencia estatal de noticias RIA Novosti.

El avión se dirigía a la base aérea rusa Hmeymim en Latakia, Siria, donde el país tiene una gran presencia militar, para dar un concierto por el Año Nuevo. Un total de 64 miembros de la reconocida banda de música Alexandrov, coro oficial del ejército ruso, estaban a bordo del avión, confirmó el Ministerio de Defensa en un comunicado. Valery Kahlilov, director de la agrupación, era uno de los pasajeros.

Cuatro barcos y cinco helicópteros han peinado el lugar del accidente, aseguró el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Igor Konashenkov, reportó la agencia rusa de noticias Itar-Tass.

Desde 1928, la agrupación musical Alexandrov se había convertido en una tradición muy popular debido a su apoyo gubernamental y se compone de entre 100 y 120 miembros, que incluye un grupo de baile y una orquesta.

Además de los miembros del coro, nueve periodistas -incluyendo tres reporteros con Star TV- y otros miembros militares estaban a bordo, confirmó la cadena de televisión oficial del Ministerio de Defensa.

El Comité de Investigación de Rusia inició una averiguación de rutina para examinar la potencial “violación de las normas de seguridad del vuelo”, precisó el portavoz oficial de la entidad, Svetlana Petrenko.

El presidente ruso Vladimir Putin ordenó al primer ministro, Dmitry Medvedev, que encabece una investigación sobre las causas del accidente.

Hasta el momento, ningún mandatario ha expresado nota de condolencias al gobierno ruso.