BANGKOK, 17 de agosto de 2022 /PRNewswire/ — Tailandia, un productor líder de larga data y exportador neto de alimentos, se está preparando para ofrecer al mundo un volumen y una calidad nutritiva sostenibles, y para satisfacer la demanda mundial de gustos únicos por parte de los consumidores con sus ofertas de alimentos del futuro.

Las alternativas de carne de origen vegetal se vuelven más saludables y de mayor sabor con infinitas ideas de innovación. (PRNewsfoto/DITP)

El país se promueve como la “cocina del mundo” debido a su fortaleza en la industria de los alimentos, que surge de sus abundantes recursos naturales, la inversión continua en innovación en el sector alimentario y el compromiso con los estándares de seguridad alimentaria. En 2021, Tailandia ocupó el 13.º lugar entre los exportadores de alimentos más grandes del mundo, con exportaciones valoradas en USD 30.500 millones.

Sin embargo, el país no duerme en sus laureles y está avanzando para satisfacer la creciente demanda global de alimentos más saludables y los llamados alimentos del futuro, como proteínas de origen vegetal y alternativas de carne. En la actualidad, Tailandia es el 25.° mayor exportador mundial de proteínas alternativas, con un valor de USD 1.210 millones en alimentos del futuro en el primer trimestre de 2022, un aumento del 26 % interanual. Entre los principales mercados están Estados Unidos, China y Vietnam.

Con un número cada vez mayor de conglomerados, PyMEs y empresas emergentes en tecnología alimentaria que ingresan a este segmento, la oferta futura de alimentos de Tailandia está aumentando tanto en cantidad como en calidad. Competir con los productores no solo tiene como objetivo crear el sabor y la textura de los productos cárnicos tradicionales, sino también explorar el uso de nuevos ingredientes primarios como garbanzos, hongos y cebada en lugar de soya, maíz y trigo.  Condimentos exóticos a partir de frutas, especias y hierbas se agregan de manera inventiva para hacer que los futuros productos alimenticios de Tailandia se destaquen.

Smith Taweelerdniti, productor de la carne de Let’s Plant Meat, dijo que la clave para el éxito es encontrar un equilibrio en el sabor, la salud y los beneficios ambientales. “Creo que, quienquiera que pueda inclinar la demanda del consumidor hacia una mayor sostenibilidad y salud, es un beneficio para el planeta”, afirmó en una entrevista a CNBC Asia. “Se trata de crear sabor y aroma, esta es la clave”.

La expansión de la innovación forma parte del plan del gobierno tailandés para promover el sector como motor económico clave. Thaifex, el evento comercial de alimentos y bebidas más grande de Asia, ofrece de manera constante a los innovadores de alimentos la oportunidad de mostrar sus ideas. Un equipo de tecnología alimentaria de la Universidad de Chulalongkorn en Bangkok ganó el desafío de innovación alimentaria ASEAN 2021 con “The Marble Booster”, rodajas de carne marmoleada estilo Wagyu a base de plantas infundidas con potenciadores inmunitarios, extractos de cúrcuma y pimienta negra. El producto pronto se venderá en tiendas de conveniencia.

Otras proteínas alternativas de Tailandia, a saber, insectos comestibles, una reconocida delicadeza local y proteínas provenientes de insectos, han incursionado durante mucho tiempo en mercados como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Corea del Sur. Insectos populares como grillos y saltamontes se utilizan como ingredientes en preparaciones como alimentos enlatados, pastelería y dulces.  A medida que las crecientes preocupaciones sobre la seguridad y sostenibilidad alimentaria están impulsando la demanda global, Tailandia tiene como objetivo aumentar las ventas de insectos comestibles y polvos de proteínas de insectos, y su actual clasificación en el puesto 17 de los mayores exportadores de insectos vivos.

Fotografía: https://mma.prnewswire.com/media/1870824/TT_86_09_06_21__2.jpg

FUENTE DITP