LONDRES, 4 de noviembre de 2020 /PRNewswire/ — Burning Issues: El Global State of Tobacco Harm Reduction (GSTHR) 2020 publicado por Knowledge Action Change (KAC), agencia de salud pública del Reino Unido, demuestra la urgente necesidad de ampliar la reducción del daño por tabaco, buscando lograr que los fumadores se cambien a productos de nicotina más seguros, eliminando el humo que causa muertes y enfermedades.

Source: GSTHR 2020. The figures show the urgency of scaling up tobacco harm reduction in the fight against smoking-related death and disease.

En primicia mundial, el informe revela que un estimado de 98 millones de personas utilizan estos productos a nivel mundial: 68 millones usan vapeadores, 20 millones productos de tabaco calentado y 10 millones utilizan tabaco sin humo de Estados Unidos o snus orales pasteurizados, lo que demuestra una gran demanda por alternativas más seguras.

Sin embargo, estos números quedan opacados frente a los 1,1 mil millones de fumadores en el mundo, una cifra que se ha mantenido estática durante dos décadas a pesar de los miles de millones que se invierten para el control del tabaco. Ocho millones de personas mueren cada año por causa de una enfermedad asociada con el tabaquismo.

En el lanzamiento de acceso abierto en línea del día de hoy, presentado en colaboración con THR Malawi, una ONG de Lilongwe, los autores del informe demuestran que tanto el acceso como la adopción de productos de nicotina más seguros sigue siendo dominio de los países de mayores ingresos, mientras que el 80 % de los fumadores del mundo viven en países de ingresos bajos o medios que están poco equipados para implementar controles al tabaco o para tratar enfermedades asociadas al tabaquismo.  

El informe revela cómo la política de control del tabaco de la OMS está influenciada por miles de millones de dólares de fundaciones de los Estados Unidos que hacen campaña contra la iniciativa de reducción de daño por tabaco, mientras que la desinformación disuade a los fumadores de cambiarse a productos más seguros.

La herramienta de mapeo con información en vivo de GSTHR, lanzada en simultánea con Burning Issues, demuestra que los productos de nicotina más seguros están siendo prohibidos o se dejan peligrosamente sin normatividad en muchos países, mientras que el mortal tabaco por combustión solo está prohibido en Bután.

Gerry Stimson, profesor emérito del Imperial College de Londres y director de KAC, opina que 1,1 mil millones de fumadores se merecen algo mejor. “Integrada con el control del tabaco, la reducción de daño podría cambiar las reglas de juego en la batalla contra la enfermedad no transmisible”, aseguró. “Las autoridades globales encargadas del control del tabaco deben escuchar a los consumidores y crear políticas que se enfoquen genuinamente en reducir las muertes relacionadas al tabaquismo en todas las formas posibles”.

Harry Shapiro, editor ejecutivo de Burning Issues concuerda con esto. “La reducción de daño por tabaco podría y debería convertirse en un genuino caso de éxito en salud pública guiado por los consumidores. En lugar de eso, estamos viendo el inicio de una guerra contra a la nicotina”.

El profesor David Nutt, ponente invitado al lanzamiento de hoy y fundador de DrugScience, opina que rechazar la oportunidad de la reducción del daño por tabaco “es posiblemente el peor ejemplo de negación científica desde que la iglesia católica prohibió el trabajo de Copérnico en 1616”.

Comunicado de prensa completo | Informe | Unirse al lanzamiento

Infographic – https://mma.prnewswire.com/media/1325629/KAC_Infographic.jpg  
PDF – https://mma.prnewswire.com/media/1325630/Knowledge_Action_Change.pdf

FUENTE Knowledge Action Change (KAC)