¿Es verdad? Que a la República Dominicana la innovan añadiéndole “bi” a todo. Gobierno binacional,  el diálogo bilateral, Estado binacional, y ahora los dominicanos se desayunan con que tienen un presidente bicéfalo.  Doblemente mentiroso para  maquinar borrar la historia de la República, su revolución del maniqueísmo político con la misma causa traidora.   DRUCKER:   “No hay nada tan inútil como hacer con gran eficiencia algo que no debería haberse hecho en absoluto”