El gobierno de los Estados Unidos advirtió hoy a sus ciudadanos reconsideren viajar a El Salvador por los delicados riesgos de los altos niveles de la ola delincuencial y violencia que arropa ese país.

El Salvador cerró 2016 con un registro de 5,278 personas asesinadas y un promedio de 14.4 muertes violetas por día, la gran mayoría producto de actividades criminales de las maras y otras pandillas violentas.

Según las autoridades de Seguridad Pública de El Salvador, las pandillas que tiene presencia en barrios y comunidades populares están integradas por más de 70,000 jóvenes y adultos, y son los responsables de la mayoría de los crímenes cometidos en el país.

A través de un comunicado difundido hoy, el Departamento de Estado dijo que “El Salvador tiene uno de los más altos niveles de homicidios en el mundo y crímenes como extorsión, asalto y robo comunes”.

Estados Unidos precisó que las acciones de las pandillas suelen centrarse en la extorsión, el narcotráfico y el tráfico de armas. La Mara Salvatrucha está identificada por los Estados Unidos como una organización criminal transnacional.